Sobre la Ley de Seguridad Interior

Kristian by Kristian
Noticias

 

Fernando Valadez opina sobre la Ley de Seguridad Interior. Fernando es psiquiatra y co-fundador del Colectivo contra la Tortura y la Impunidad.

Cristian – Entonces ¿Qué es la ley de seguridad interior y por qué está siendo fuertemente criticada por organizaciones sociales?

Fernando – La ley de seguridad interior algunos ya la consideran como un golpe de estado terso al estilo siglo XXI. Es darle legitimidad a algo que ya viene sucediendo, que es la militarización del país. Sobre todo a partir de 1994 con el levantamiento zapatista, los militares salieron de sus cuarteles; se empezó a militarizar el país.

Después con la llegada de Calderón la militarización se incrementó y además el ejercicio del poder por  parte de los militares también, de tal manera que esto, da como resultado la tortura, el secuestro y cada vez más involucramiento  del ejército en todo lo que es el narcotráfico, trata de personas, al servicio de los gobernantes y grandes capitalistas. Entonces, todo lo que ya hacen hoy, que es ilegal, lo único que quieren es que sea legal, y que se incremente el poder del ejército y de la marina.

Cristian -  Y… ¿La ley también abre la puerta para legalizar la tortura o algunas formas de tortura?

Fernando – Desde luego que sí, porque prácticamente se le dan poderes tanto al jefe de las fuerzas armadas que sería el presidente, como al ejército, para anteponer lo que se llama seguridad nacional; anteponerlo a cuestiones de derechos humanos, digamos por la seguridad del país… seguridad nacional, entonces se tortura. Esto ya lo hacen, permanentemente los militares, pero todavía es una cuestión ilegal. Lo quieren hacer legal, al estilo Bush en EUA y ahora Trump retoma esta situación también, de la permisividad de la tortura, anteponiendo supuestamente los intereses de la nación.

Cristian - ¿Y cuál ha sido el discurso que ha manejado el estado para justificar esta ley?

Fernando – Bueno, lo que justifica el estado es lo que viene fundamentando desde hace años: que hay un incremento del crimen organizado, cuando ellos son el crimen organizado. El crimen organizado son los grandes capitales que van a las mercancías de más alta tasa de ganancia, como son las drogas y las personas, y sus empleados que son los gobernantes. Estos a su vez tienen como empleados al ejército y las policías, de tal manera que el fundamento es una mentira: “Hay que combatir el crimen organizado” y entonces necesitamos más poder al ejército para que podamos combatir a este crimen. Esa es la mentira; la falacia.

Cristian – ¿Qué consecuencias crees que tenga para los defensores de derechos humanos?

Fernando – Pues incrementar la persecución de los defensores de derechos humanos, como ha venido haciendo a través de estos años. Yo marco desde luego el 94 como una fecha en que se incrementó la persecución de los defensores de derechos humanos y pues somos objetivo militar. Esto se incrementaría desde luego con esta ley, o se legalizaría digamos. Esto ya se hace, ya se elimina a defensores, ya se secuestra, etc. por supuesto muchas veces con el disfraz de crimen organizado, pero realmente sabemos que quien coordina esta acciones es el ejército y las policías.

Last modified onThursday, 23 February 2017 16:10
(0 votes)
Read 473 times