ATENCO: 14 AÑOS DE IMPUNIDAD
Foto: Débora Poo/Somoselmedio

ATENCO: 14 AÑOS DE IMPUNIDAD

Boletines

La falta de justicia es una violación a los derechos de las víctimas y es particularmente grave cuando las instituciones que deben defender sus derechos son quienes los violan. Como parte del acompañamiento que brinda el Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad (CCTI) al Comité de Sobrevivientes de Tortura de Atenco (COSTA), el 9 de octubre de 2019, se solicitó un informe detallado a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) sobre el seguimiento y cumplimiento a la recomendación 38/2006 emitida por ese organismo, la referida recomendación está dirigida a:

  1. la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP), quien no aceptó la recomendación;
  2. al Gobierno del Estado de México, que aceptó la recomendación el 17 noviembre 2006; y
  3. al Instituto Nacional de Migración, que aceptó la recomendación el 27 abril 2007.

En razón de lo anterior, es altamente cuestionable que la SSP federal no haya aceptado la recomendación debido a que esta corporación fue la que participó en la brutal represión los días 3 y 4 de mayo de 2006.

En cuanto a la recomendación dirigida al Gobierno del Estado de México, a continuación, se detalla lo que ordena la recomendación y la respuesta que nos dio la CNDH en cuanto al seguimiento y cumplimiento:

Primero. Con respecto a los procedimientos administrativos al personal de la Agencia de Seguridad Estatal (ASE), la CNDH contesta que fueron sustanciados y resueltos, pero no se señala el sentido de la resolución, cuántas personas fueron las sancionadas ni de qué manera.

Segundo. Se indica el pago de una indemnización a favor de los familiares de los fallecidos Javier Cortés Santiago y Alexis Benhumea Hernández; sin embargo, la CNDH nos informa de manera victimizante que se ofreció una beca a favor de uno de los fallecidos. Esto es inaudito y revictimizante para los familiares de Alexis.

Tercero. En el tema de la rehabilitación de las personas con secuelas de la brutal represión estatal, la CNDH indica que se realizó un censo, así como avisos en medios de comunicación, pero no indica los resultados. A la fecha, las y los sobrevivientes no han recibido rehabilitación integral.

Cuarto. La recomendación mandata la continuidad a las investigaciones penales; sin embargo, la CNDH no nos informa el resultado de estas investigaciones. Esto es muy grave porque con ello permite la continuidad de la impunidad en el caso Atenco, en razón de ocultar esta práctica sistemática y generalizada en nuestro país.

Quinto. Se solicitó iniciar procedimiento al director del penal de Santiaguito y al personal médico por irregularidades respecto de personas migrantes y atención a la salud. La CNDH nos informa que se investigó al director, pero que no detectó responsabilidad y con respecto al personal médico no se nos informó nada. Nuevamente señal de impunidad.

Sexto. Se solicitó que se previniera la tortura mediante capacitación del personal de la ASE, y sólo se indicó que hubo capacitación, pero no a cuantos elementos ni cuál fue su impacto.

Séptimo. Se solicitó se investigara penalmente al personal del penal Santiaguito por el delito de tortura; sin embargo, la respuesta de la CNDH es que el MP formuló ponencia de reserva en cuanto a la investigación de tortura.

Octavo. Se solicitó investigación administrativa en contra de los elementos de la ASE por el impacto de un proyectil de gas lacrimógeno en contra de Alexis Benhumea, quien falleció por ese motivo, y que se informaran los resultados. En respuesta a lo anterior, se nos informó que se inició la investigación, por lo cual se sustanció y determinó el caso, sin indicar los resultados del mismo.

En cuanto a la recomendación dirigida al INM

Primero. La recomendación dicta que se inicien los procedimientos administrativos en contra de personal del instituto que inició trámite de expulsión, fuera de los casos establecidos en la Constitución y se informaran los resultados. La CNDH nos informa que se inició el procedimiento administrativo, y como resultado se archivó porque no se acreditó responsabilidad administrativa.

El Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad, como acompañante de los y las sobrevivientes de tortura de COSTA en la exigencia de justicia y castigo a los responsables materiales e intelectuales, señala lo siguiente:

  1. La recomendación en sí misma es insuficiente y carente de los más altos estándares internacionales en materia de derechos humanos y en particular en materia de tortura.
  2. La Recomendación 38/2006 refleja la subdocumentación de casos de tortura y la violación a los derechos de las víctimas que genera protección a los perpetradores de la tortura materiales e intelectuales.
  3. El seguimiento que está obligada la CNDH a dar en el caso Atenco es absolutamente discrecional debido a que acepta como cumplido una serie de puntos que están lejos de ser satisfactorios para los y las sobrevivientes de tortura.
  4. Los puntos relativos a los aspectos individuales de rehabilitación y compensación de la reparación del daño no es una realidad, a la fecha no hay ninguna víctima de COSTA que haya sido reparada de manera integral.
  5. Lo inaudito de la reparación es el hecho de que se indicara que se ofreció una beca para una persona que había fallecido con motivo de los hechos de la represión.
  6. Algunas respuestas sobre la reparación relacionadas con garantías de no repetición, terminan por ser absurdas, como son las que se refieren a capacitación o la formulación de directrices. Lo anterior demuestra que no hubo un interés real por corregir la actuación institucional y con ello el ocultamiento y la complicidad de la CNDH para investigar la grave violación de tortura en el caso Atenco.

Esto muestra que los organismos públicos de derechos humanos, en particular la CNDH, no investigan de manera apegada a los estándares más altos en materia de tortura, lo cual permite la impunidad en los casos en que se ven involucradas las fuerzas armadas.

Para las organizaciones de derechos humanos que acompañamos al Comité de Sobrevivientes de Tortura de Atenco en su exigencia de justicia y castigo a los responsables materiales e intelectuales, así como en la reparación y no repetición de graves violaciones a DDHH, se vuelve un caso relevante para ser presentado ante la Corte Penal Internacional y el Comité Contra la Tortura de Naciones Unidas.

El único freno que existe para detener la impunidad es el castigo a los perpetradores materiales e intelectuales de la tortura.

Memoria, verdad y justicia
para el Comité de Sobrevivientes de Tortura de Atenco
COSTA

COLECTIVO CONTRA LA TORTURA Y LA IMPUNIDAD

Last modified onMonday, 04 May 2020 12:33
(0 votes)
Read 299 times