A cuatro años de la partida de Bertoldo, no claudicamos

Noticias

Hoy, 6 de mayo de 2020, es el cuarto aniversario luctuoso del luchador de derechos humanos, médico y compa, Bertoldo Martínez Cruz. A cuatro años de su partida, sus enseñanzas de humildad y entrega nos acompañan en nuestro camino.

Bertoldo nació en Cruz Grande, municipio de Florencio Villarreal, región de la Costa Chica de Guerrero. Hombre de origen indígena y negro, fue militante activo en su estado natal: participó en un movimiento electoral que fue reprimido por el gobierno de José Francisco Ruiz Massieu en 1990; acompañó las demandas de justicia por la masacre de Aguas Blancas y asumió la conducción de la Unión de Organizaciones de la Sierra del Sur (UOSS).

Pero Bertoldo también vivió como preso político y sobreviviente de tortura. En 1997 fue acusado de pertenecer al Ejército Popular Revolucionario (EPR), señalado como responsable de terrorismo y otros delitos; detenido el 3 de febrero en el CERESO de Acapulco mientras visitaba a otro de los dirigentes de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS), Benigno Guzmán. Desde allí, fue trasladado al penal de Puente Grande, Jalisco, junto con los sobrevivientes de la masacre de El Charco de junio de ese mismo año. Fue liberado hasta el 2000.

Pese a todo, al recuperar su libertad, se integró nuevamente a la lucha social y fundó el Frente de Organizaciones Democráticas del Estado de Guerrero (FODEG) que tuvo una presencia en casi el 70% del estado.

En 2004, Bertoldo, junto con otros activistas, fundó el Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad , desde donde también defendió casos como el de la Laguna en 2007, el de Máximo Mojica Delgado y Javier Torres en 2008; denunció la incursión del ejército a Puerto de las Ollas en 2009, desplazamientos forzados y asesinatos.

Aunque para 2014 Bertoldo sufrió los estragos que en él genera la diabetes, la noche de Iguala lo que resolvió el tratamiento de hemodiálisis y sumarse a la lucha por los jóvenes de Ayotzinapa en Acapulco.

En abril de 2016 su salud se vio más deteriorada, hasta que falleció el 6 de mayo de ese año.

Compañeros y compañeras, amigas y amigos, lo recordaremos por su total entrega e incansable convicción de que el mundo puede y debe ser un lugar más justo.

Te abrazamos, Bertoldo, hoy y siempre .

Last modified onWednesday, 06 May 2020 09:37
(1 Vote)
Read 562 times