AU: Hostigamiento, asesinato y amenazas a ntegrantes de la Asociación Arcoíris

Boletines

ACCIÓN URGENTE

El Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad, A.C. (CCTI) y El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos, programa conjunto de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), solicitan su intervención URGENTE ante la siguiente situación en Honduras.

Descripción de la situación:

El Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad, A.C. (CCTI) y El Observatorio han recibido con seria preocupación información de fuentes fidedignas sobre el alarmante aumento de asesinatos y ataques en contra de integrantes de la Asociación Arcoíris, organización que promueve los derechos humanos de personas LGBTI en Honduras[1] .

Según las informaciones recibidas, entre los meses de julio 2015 y enero 2016, se han registrado 36 incidentes de seguridad en contra de los integrantes de la Asociación Arcoíris, de los cuales 7 corresponden sólo al pasado mes de enero. Entre dichos incidentes se destacan asesinatos, amenazas, vigilancia y otros actos de hostigamiento[2].

Por lo que concierne los asesinatos, el último ocurrió el pasado 24 de enero de 2016, y tuvo por víctima la Sra. Paola Barraza, integrante del grupo de mujeres trans (Grupo Muñecas) de Arcoíris, y miembro de la junta directiva durante más de 8 años. Durante los últimos seis meses, la Sra. Barraza había sido varias veces víctima de ataques y amenazas. En el mes de agosto de 2015, por ejemplo, quedó gravemente herida por hombres no identificados que le dispararon varias veces a las puertas de su oficina. El día 8 de enero, fue otra vez amenazada por unos hombres armados en vehículos sin placas, quienes hicieron referencia al asesinato de la Sra. Angie Ferreira, ex-Coordinadora del Grupo Muñecas, ocurrido en el mes de junio de 2015.

Entre los otros casos de asesinatos de integrantes de la Asociación Arcoíris, se pueden mencionar el de la Sra. Estefanía Zúñiga, ocurrido el pasado 20 de enero de 2016, del Sr. Henry Matamoros y de la Sra. Josselin Janet Aceituno Suazo, secuestrados, torturados y asesinados respectivamente el 14 de noviembre y 5 de octubre de 2015, y el de la Sra. Violeta R., testigo presencial en el caso del asesinato de la Sra. Ferreira, asesinada el 16 de agosto de 2015.

Además, la Sra. Kendry Hilton, quien asumió la coordinación del Grupo Muñecas después del asesinato de la Sra. Ferreira, sigue siendo víctima de continuas amenazas de muerte. Esto ocurre tanto en las redes sociales, como ella misma denunció el día 1 de diciembre de 2015, como por las calles por parte de hombres desconocidos, como pasó el 23 de agosto de 2015, cuando, encontrándose con dos compañeras cerca de la oficina de la organización, un hombre desde un vehículo le apuntó con un arma de fuego simulando dispararla.

Asimismo, en el mes de diciembre de 2015 la Sra. Esdra Yaveth Sosa Sierra, Coordinadora de la Asociación Arcoíris, tuvo que abandonar Tegucigalpa por razones de seguridad. El 20 de noviembre de 2015, un vehículo sin placas y vidrios polarizados estuvo vigilando su residencia habitual y ya en marzo de 2015, la Sra. Sosa había tenido que salir temporalmente de Honduras por riesgo de ataques en su contra.

Cabe destacar que desde el 2009 hasta la fecha se han registrado más que 200 casos de muertes violentas contra integrantes de organizaciones que promueven los derechos humanos de la comunidad LGBTI en Honduras, de los cuales solamente 33 han sido judicializados.

El Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad, A.C. (CCTI) y El Observatorio expresan su profundo rechazo frente a los asesinatos mencionados, así como frente a todo tipo de ataques y actos de hostigamiento perpetrados en contra de los integrantes de la Asociación Arcoíris y de todas las personas defensoras de los derechos humanos en el país.

El Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad, A.C. (CCTI) y El Observatorio exigen a las autoridades competentes que adopten de manera inmediata las medidas más apropiadas para garantizar la vida, la integridad física y psicológica de todos los integrantes de la Asociación Arcoíris y que emprendan una investigación inmediata, independiente y exhaustiva sobre los hechos relatados para no dejar los acontecimientos descritos en la impunidad.

Por lo anterior El Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad, A.C. (CCTI) Exige a las autoridades de Honduras que:


i. Adopten de manera inmediata las medidas más apropiadas para garantizar la vida, la integridad física y psicológica de todos los integrantes de la Asociación Arcoíris, así como de todos los defensores y defensoras de derechos humanos en Honduras;

ii. Lleven a cabo una investigación inmediata, independiente y exhaustiva sobre los hechos relatados con el fin de identificar a los responsables de los asesinatos de las Sras. Paola Barraza, Angie Ferreira, Estefanía Zúñiga, Josselin Janet Aceituno Suazo, Violeta R. y del Sr. Henry Matamoros, los lleven ante un tribunal competente, independiente, justo e imparcial y se les apliquen las sanciones penales, y/o administrativas previstas por la ley;

iii. Pongan fin a todo tipo de amenazas y actos de hostigamiento en contra de todos los integrantes de la Asociación Arcoíris, así como de todos los defensores y defensoras de derechos humanos en el país;

iv. Aseguren la aplicación de lo dispuesto por la Declaración sobre los Defensores de los Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de la ONU el 9 de diciembre de 1998, en particular en lo referente al:

- Artículo 1: “Toda persona tiene derecho, individual o colectivamente, a promover y procurar la protección y realización de los derechos humanos y las libertades fundamentales en los planos nacional e internacional.”
- Artículo 5.a: “A fin de promover y proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales, toda persona tiene derecho, individual o colectivamente, en el plano nacional e internacional a reunirse o manifestarse pacíficamente.”
- Artículo 12.2: “El Estado garantizará la protección por las autoridades competentes de toda persona, individual o colectivamente, frente a toda violencia, amenaza, represalia, discriminación, negativa de hecho o de derecho, presión o cualquier otra acción arbitraria resultante del ejercicio legítimo de los derechos mencionados en la presente Declaración.”

v. De manera general, garantizar el respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales en todo el país de conformidad con las normas internacionales de derechos humanos ratificadas por Honduras.

Atentamente


Javier Enríquez Sam
Coordinador General
Colectivo Contra la Tortura y la Impunidad, A.C. (CCTI)


________________________________________
[1] La Asociación Arcoíris fue fundada en 2003 para empoderar e informar a la comunidad LGBT hondureña sobre temas relacionados con la salud integral y la defensa y promoción de los derechos humanos acerca de la diversidad sexual. La organización participa también en espacios de incidencia nacional e internacional como la Plataforma para el Examen Periódico Universal Honduras.
[2] Véase también el Comunicado de Prensa de la Coalición Internacional de Mujeres Defensoras de Derechos Humanos publicado el 8 de octubre de 2015.

Last modified onThursday, 04 February 2016 22:26
(0 votes)
Read 975 times